CUPÓN 10% Dto. [BIENVENIDA] #tupuntoVergara

Cómo y cuándo llegará tu pedido
0
Cuáles son las diferencias entre barbacoa y parrilla

Cuáles son las diferencias entre barbacoa y parrilla


Blog Consejos y curiosidades

  • Compartir:

Con la llegada del verano es inevitable pensar en días de piscina o en una buena sobremesa al aire libre en agradable compañía. No obstante, si hay un plan típico que destaca especialmente durante estos días es aquel que nos permite disfrutar de la mejor carne Angus como la de Grupo Miguel Vergara durante una exquisita barbacoa. ¿O deberíamos decir parrilla?

Lo llamemos de una manera o de otra, lo que está claro es que nos sirve como excusa perfecta para reunir a amigos y familiares en torno a un momento perfecto que fusiona la pasión por el vacuno con una clásica veraniega. Se trata indudablemente de la propuesta idílica por antonomasia durante esta época estival, pero ¿sabes cuáles son las diferencias entre barbacoa y parrilla?

diferencias entre barbacoa y parrilla

Es ya una costumbre hablar siempre de “barbacoa” cuando se refiere a un evento tan característico como lleno de placer gastronómico y social en nuestro país. Sin embargo, en el sentido más estricto de la palabra, el término barbacoa no es igual que el de parrilla. De hecho, en ocasiones se emplean ambas acepciones aun cuando solamente se está cocinando a la parrilla o “haciendo una parrillada”, aunque se haya extendido una incorrecta generalización.

Y para solventaros esta duda hoy por fin podréis conocer todas sus diferencias. Como en Grupo Miguel Vergara somos auténticos expertos en vacuno, no solo os explicaremos en qué aspectos varían, sino también os presentaremos las piezas que son las mejores en cada caso para disfrutar al máximo de su sabor.

Principales diferencias entre cocinar en barbacoa o en parrilla

Para empezar, conviene aclarar que se trata de dos métodos de cocinado diferentes que, además, se relacionan también sus nombres con el artefacto que se emplea para poder conseguir el resultado deseado sobre la carne.

Basta decir que su principal diferencia radica en cómo se distribuye el calor sobre el alimento mientras se cocina. Y esta diferenciación es posible gracias a un elemento singular muy simple: la barbacoa es un instrumento más versátil porque posee una tapa que mantiene el calor sobre todas las superficies del alimento mientras que la parrilla no. Esto hace que se pueda ahumar o incluso asar la carne, cosa que no sucede si solamente disponemos de la clásica rejilla sin posibilidad de cubrir nuestros alimentos.

Qué es la barbacoa

Una vez aclarada la principal diferencia, hablemos de cada una de ellas. La barbacoa es un elemento portátil compuesto por una parrilla, la cuba, su tapa y un termómetro que se emplea para cocinar los alimentos a fuego lento. Esta acepción también puede hacer referencia, como hemos hablado anteriormente, al modo de cocinar la carne e, incluso, al evento en sí de “celebrar una barbacoa”.

Algunos de los mejores cortes para barbacoa que se disfrutan con este estilo son el lomo bajo deshuesado o la entraña de Angus, entre muchísimos otros.

barbacoa

Beneficios de cocinar con barbacoa

Una vez que hemos aclarado este punto, ¿qué ventajas nos aporta cocinar nuestra carne en una barbacoa?

  • Permite mayor versatilidad en el cocinado: puedes emplearla como más te guste o en función de las piezas de carne que tengas. Gracias al uso de la tapa podrás ahumar o asar, al igual que harías con un horno. Pero también si cocinas sin ella te permitirá conseguir los mismos resultados que con una parrilla.
  • Mantiene los jugos de la carne al cocinar a fuego muy lento. Esto es especialmente útil cuando queremos preparar piezas gruesas de gran tamaño. La tapa de la barbacoa consigue ese “efecto horno” para que el humo y el calor se mantengan uniformes y en contacto con los alimentos durante más tiempo.
  • La mayoría de ellas tiene un termómetro para poder controlar la temperatura, aspecto especialmente útil a la hora de cocinados de larga duración en los que importa especialmente el calor que se aplica sobre las piezas que cocinamos.
  • Para quienes prefieren no estar muy pendientes del fuego y de las brasas una vez que hemos terminado, la barbacoa les aportará más seguridad. Cubriendo la superficie con la tapa conseguiremos que las brasas se apaguen solas, aislándolas también del viento e incluso evitando que las ascuas pudieran causar accidentes.

Por eso, cuando en las casas rurales o en los jardines domésticos apreciamos esas inconfundibles construcciones de barbacoa de obra, en realidad haríamos referencia a una parrilla, ya que no disponen de un elemento que cubra la parte superior.

Qué es la parrilla

Por un lado, la parrilla es la rejilla sobre la que se colocan los alimentos sobre las brasas para que puedan ser cocinados. Tal y como te comentamos sobre cómo hacer una barbacoa perfecta, siempre debe situarse a 10 cm de las ascuas de forma que no exista riesgo de que los alimentos se quemen. Por otro lado, también nos referimos a parrilla como el método de cocinado (en Argentina lo denominan grilling) para determinadas piezas. Y, por último, la expresión “hacer una parrillada” básicamente es hablar con propiedad si no se tapan los alimentos sobre los que se aplica el calor, ya que lo diferencia de la citada expresión “barbacoa”.

En este caso su característica principal es permitir que el humo se eleve y se aplique fuego fuerte en el cocinado y en mucho menos tiempo. Un proceso indudablemente más ágil pero con un resultado delicioso igualmente si seleccionamos algunas de las piezas de carne insustituibles como la chuleta de Angus, las siempre apetecibles hamburguesas e incluso el entrecot de Angus entre las opciones más destacadas.

carne diferencias entre barbacoa y parrilla

Ventajas del cocinado a la parrilla

Como podrás suponer, cocinar carne a la parrilla también tiene una serie de ventajas que te exponemos a continuación.

  • Es el método de cocinado perfecto para piezas concretas, como la chuleta o el entrecot, mucho más incluso que en otros utensilios como la sartén. La carne a la brasa dota y potencia su auténtico sabor natural que permite apreciar hasta los más extraordinarios matices de nuestra carne premium.
  • Es la opción ideal si se requiere de mayor rapidez a la hora de preparar la velada gastronómica. Para un uso correcto de la parrilla se necesita emplear fuego fuerte en cada lado de la pieza y durante no mucho tiempo. Su función es crear una capa superficial de sabor al mismo tiempo que queden jugosos por dentro.
  • Permite un mejor control porque se puede ir apreciando, de forma cómoda, el punto de la carne ya que básicamente el calor solo procede de las brasas de abajo.
  • Es ideal si tienes una barbacoa de obra (parrilla) en tu jardín y quieres disfrutarla en inmejorable compañía. Además, si te gusta que tus comensales disfruten hasta del olor y de todo su proceso previo, es todo un lujo difícilmente rechazable.

Prepara tu barbacoa o parrilla con carne de vacuno de Grupo Miguel Vergara

Y tú, ahora que sabes las diferencias entre barbacoa y parrilla, ¿vas a usar correctamente sus términos o prefieres seguir aplicando la generalización de toda la vida? En cualquier caso, estamos seguros de que te apuntarás a este extraordinario plan si tienes una compañía inigualable y un manjar tan exquisito como la carne de Miguel Vergara.

Por eso, si quieres acertar hasta con el tipo de piezas, ya hemos pensado en todo para ti. Con nuestro pack barbacoa Angus triunfarás en este clásico, pero suculento evento.

¡Buen provecho y a disfrutar del verano!

verano parrillada barbacoa

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Puedes consultar más información en nuestra política de cookies. Leer política de cookies

Configurar Aceptar